El Mensaje Puro y Simple de la Biblia

El Mensaje Puro y Simple de la Biblia

Regular Price: $10.00

Special Price $8.00

Un estudio del método histórico‐gramatical y alegórico de la interpretación bíblica
OR
 
Description

Details

¿Cómo sabemos que estamos predicando la Biblia por verdades verificables o por sentimientos? ¿Cómo sabemos que cuando estamos predicando estamos exponiendo la Palabra de Dios?. Alguien pudiera decir que predicamos la Palabra de Dios porque usamos la Biblia o versículos de ella, o porque tenemos buenas ideas, o porque somos buenos oradores, o porque la gente se emociona cuando nos oye. En realidad, todo lo anterior puede ocurrir sin que estemos predicando la Palabra de Dios. Los falsos maestros usan la Biblia, tienen buenas ideas y son buenos oradores y emocionan a una multitud; por eso engañan a muchos. Entonces, ¿cómo sabemos que estamos predicando la Palabra de Dios? Para asegurarnos de estar predicando “El Mensaje puro y simple de la Biblia” necesitamos un buen sistema hermenéutico que nos garantiza que estamos predicando basado en verdades que pueden ser demostradas con evidencias y no por sentimientos personales. No debemos predicar lo que sentimos, debemos predicar las verdades que están en la Biblia. Los sentimientos no son el elemento clave para predicar. Nunca, pero nunca los profetas de Dios hablaron lo que sintieron, de ser así nunca habrían escrito lo que escribieron; ellos introdujeron sus predicaciones con un “Así dije el Señor”. Nosotros, al igual que ellos, debemos decir “Así dije el Señor”, y no decir nunca un “Yo siento que….” Este libro habla sobre la manera de asegurarnos que estamos predicando la Palabra de Dios, y no nuestros sentimientos e ideas personales. Te invito a leerlo, y muchas gracias por considerar su contenido. Tu hermano en Cristo, Rubendarío Navarrete
Additional Information

Additional Information

Description ¿Cómo sabemos que estamos predicando la Biblia por verdades verificables o por sentimientos? ¿Cómo sabemos que cuando estamos predicando estamos exponiendo la Palabra de Dios?. Alguien pudiera decir que predicamos la Palabra de Dios porque usamos la Biblia o versículos de ella, o porque tenemos buenas ideas, o porque somos buenos oradores, o porque la gente se emociona cuando nos oye. En realidad, todo lo anterior puede ocurrir sin que estemos predicando la Palabra de Dios. Los falsos maestros usan la Biblia, tienen buenas ideas y son buenos oradores y emocionan a una multitud; por eso engañan a muchos. Entonces, ¿cómo sabemos que estamos predicando la Palabra de Dios? Para asegurarnos de estar predicando “El Mensaje puro y simple de la Biblia” necesitamos un buen sistema hermenéutico que nos garantiza que estamos predicando basado en verdades que pueden ser demostradas con evidencias y no por sentimientos personales. No debemos predicar lo que sentimos, debemos predicar las verdades que están en la Biblia. Los sentimientos no son el elemento clave para predicar. Nunca, pero nunca los profetas de Dios hablaron lo que sintieron, de ser así nunca habrían escrito lo que escribieron; ellos introdujeron sus predicaciones con un “Así dije el Señor”. Nosotros, al igual que ellos, debemos decir “Así dije el Señor”, y no decir nunca un “Yo siento que….” Este libro habla sobre la manera de asegurarnos que estamos predicando la Palabra de Dios, y no nuestros sentimientos e ideas personales. Te invito a leerlo, y muchas gracias por considerar su contenido. Tu hermano en Cristo, Rubendarío Navarrete
Reviews